martes, 1 de agosto de 2017

Rotando por Traumatología

Hola!
Nuevo mes, nueva entrada :)
Continuo con las entradas de las rotaciones y hoy vengo a hablaros de mi paso por Traumatología.
En total fueron 4 semanas y 2 guardias. Vamos a ello.

La especialidad
¿Qué tipo de especialidad es? Quirúrgica. Pero quirúrgica, quirúrgica. Es más, algunos de ellos se  llaman así mismos operadores, porque lo que les interesa es operar. No cut, no party.
La traumatología se dedica a tratar quirurgicamente los problemas del aparato locomotor. Es decir, huesos, músculos, articulaciones.... y nervios. La patología puede ser muy distinta, por lo que hay grupos de pacientes muy variados, y de ambos extremos (deportistas, personas sedentarias, jóvenes, ancianos...). Y el rango de gravedad es muy variable, por lo que hay casos de extrema dificultad (politraumatismos, tumores) y casos banales que no requieren intervención quirúrgica (lumbalgias, dolores deportivos, esguinces...).

Imagen relacionada

Las prácticas
¿Qué hace una estudiante de medicina en un sitio como este? Aprender y mucho.
Las cuatro semanas estaban distribuidas de la siguiente forma: 8 días de quirófano, 8 días de consulta y 4 días de planta. En las dos guardias obligatorias nos quedábamos en Urgencias todo el turno de tarde (hasta las 9-10 de la noche).

El quirófano me pareció muy variado. El servicio estaba dividido en varios equipos para repartirse las distintas patologías. Así que había un equipo de mano/miembro superior,columna,  otro de pie, otro de prótesis, otro de artroscopia... Por lo que pude ver operaciones muy diversas: ver poner una prótesis de rodilla, varias técnicas diferentes para operar el hallux valgus, un neuroma de Morton, una rizartrosis, síndrome del tunel del carpo, fracturas de radio, un par de artroscopias de rodilla, una operación de urgencia por una fractura de cadera.... Y qué os voy a contar de la carpintería que tienen allí montada... Lo que me parece alucinante es lo medido que está todo, la cantidad de aparataje que hay que usar durante este tipo de operaciones, y que a alguien se la haya ocurrido todo eso (aplauso por aquí a los ingenieros biomédicos o quien quiera que haga todos esos cachivaches).
También que son cirugías en las que hay que ponerse doble guante, y es un quirófano que pone aún más énfasis si cabe en hacer una correcta antiasepsia, para que no se cuele ningún bicho y la líe parda.

La planta fue quizás la parte menos interesante. Cuando estuve por allí había pocos pacientes y casi todos tenían lo mismo. La mayoría de las operaciones de trauma trabajan con un manguito de isquemia, para que al cortar el hueso éste no sangre mucho durante la operación. Pero después, sangra mucho y por eso los pacientes portan un drenaje postquirúrgico. Esa sangre se puede reutilizar para el mismo paciente y sirve para medir el progreso del paciente en su recuperación. 
Lo interesante de esta semana fue un paciente con tuberculosis osea (súper interesante), y que nos dejaron hacer informes de alta, por ser "estudiantes de 5º de medicina", cosa que a los de tercero que rotaban con nosotros no les dejaron. Como veis, está muy jerarquizado y cada uno tiene su papel.

Las consultas para mí, fueron lo más interesante y dónde pude exprimir bien la rotación. Me encontraba más cómoda que en el quirófano y me dejaron explorar un montón de pacientes con diversas patologías. Estas consultas a su vez, están divididas por los equipos mencionados anteriormente (mano, pie, artroplastia, artroscopia, columna, general, infantil...). De aquí me llevo aprender a explorar las principales articulaciones (cadera, rodilla, hombro), las desviaciones de columna, las alteraciones del pie, síndrome del túnel del carpo... Y ver muchas radiografías de músculo-esquelético, para ir haciendo ojo.

¿Y como fueron las guardias? pues muy intensas. Como ya os he dicho, nos hacían quedarnos hasta que terminara el turno de tarde. La urgencia de trauma ya la conocía de mis rotaciones de verano, pero por la tarde es muy intenso. Además una de ellas coincidió con un accidente de un autobús escolar, y ese día vimos muchas cosas. También, como he comentado antes, pudimos subir a quirófano a ver cómo operaban una fractura de cadera. Aquí, especial mención a los residentes, que todos fueron muy amables en aguantarnos y dedicarnos unos minutos entre tanto caos para explicarnos los casos.... Poder estudiar en un hospital en el que están pendientes de ti, que hay buen compañerismo, y que lejos de verte como un estorbo, intentan enseñarte... es un lujo, la verdad. Y promueve una dinámica de trabajo que se transmite de promoción en promoción...  Trata bien a la gente, y la gente te tratará bien.

Por último, hablar sobre la personalidad de los traumatólogos/as.  Creo que son los médicos que mejores personas son. No sé si será cosa del servicio del hospital, o es así en general, pero me han parecido los médicos que menos creído se lo tienen. Son conscientes de sus limitaciones con respecto a otras ramas de la medicina. Y no es que sean limitaciones, simplemente que ellos se dedican a algo muy específico y entienden que no pueden saber de todo y necesitan la colaboración de los demás especialistas. Pero todo ello con una naturalidad, sin creerse más que el de al lado, sin utilizar tecnicismos que el otro no entienda.... Si empezaran a hablarnos de todos sus utensilios de quirófano, sus técnicas, sus clasificaciones.... No se enteraría nadie. Y ellos saben todo eso, pero no necesitan ir pregonándolo por ahí.
He conocido a gente muy campechana, muy natural, que se muestra tal y como es y que es feliz haciendo lo que hace, y eso no lo pueden decir todos las especialistas.

Así que poned un traumatólog@ en vuestra vida, que seguro que será buena gente jajajaja.


¿Qué me llevo de esta rotación?

  • Poder explorar el aparato locomotor. Algo que me parece básico, pues siempre te van a poder hacer una consulta por este tema.
  • Que no me desagrada la cacharrería de esta especialidad. Esperaba que me diera cosa ver perforar los huesos y tal, pero no. 
  • Me gusta mucho la parte médica. Es decir, los esguinces, las escayolas, los vendajes, los puntos... Y casi todo eso lo hace enfermería (primer momento del año que pensé que debería haber hecho enfermería en lugar de medicina xD). La exploración de las lumbalgias, y ver el recorrido del nervio afectado...el hombro doloroso...
  • La calidad humana de los profesionales, tanto residentes como adjuntos.
  • Que no todo es medicina. Ahora nos parece vital, pero dentro de unos años, solo es un trabajo.
¿Futura especialidad?  No la descarto. Está dentro de mi top 10.  Me encuentro más cómoda dentro de las médicas, pero las quirúrgicas no me desagradan. He ahí el problema. Me veo un poco torpe, y creo que me costaría adquirir la destreza manual que requieren las quirúrgicas... aunque se supone que todo el mundo parte desde el mismo punto, ¿no?
En fin, este dilema me lo dejo para mis desvelos.... Porque la noche es oscura, y alberga horrores :)

Salter-Harris Fractures



1 comentario:

  1. ¡Hola!
    Ostras qué bien están las prácticas en tu hospi; 4 semanas en Trauma y 5 en Gine, estoy alucinando. Qué envidia (de la sana jajajaa)
    Nosotros rotamos dos semanas al año para todas las quirúrgicas y te tienes que buscar tú la vida para que te acojan y te atiendan xD. No es obligatorio, con mucha gente (la verdad que yo siempre he tenido mucha suerte pero el sentir general es así) parece que molestas más que ser parte del equipo, guardias tienes que pedir que te dejen ir...
    En general (también es consecuencia de la personalidad de cada uno, yo sé que si tuviera menos vergüenza y le echara más morro me iría mejor xD) a todos nos parece que a los estudiantes no nos cuidan casi en el hospital.

    Respecto a trauma, a mí también me ha sorprendido gratamente. Solo pasé por trauma infantil (lo que te comentaba de las prácticas) pero me gustó tanto la parte de consultas como la quirúrgica. No son las cirugías que más me han gustado, pero me gustaron :)
    He visto algo más de consultas cuando roté por una mutua, y la verdad que me encantaron las exploraciones y, sobre todo, lo lógico que es todo, que más que memorizar hay que pensar y razonar.
    Si se pudiera escoger solo la parte infantil sería una opción jajaja pero como no se puede, de momento no entra dentro de mis favoritas. Pero tampoco la descarto del todo jaja (ay señor qué cacao mental jaja)

    ¡Un besoo!

    ResponderEliminar

¡No seas tímid@ y aporta tu pequeño granito de arena a este blog!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...